Mantenimiento

Los equipos de izaje que se emplean en todo tipo de industrias en la actualidad como lo son desde un montacargas contrabalanceado utilizado en los almacenes, grúas articuladas, grúas puente, grúas telescópicas en obras civiles y proyectos mineros hasta una grúa portal para las operaciones en los terminales portuarios representan una inversión para las empresas, y para conseguir el correcto funcionamiento alargando la vida útil de la misma es necesario de su cuidado mediante una buena operación, mantenimiento e inspecciones.

Mantenimiento Predictivo

Tiene como objetivo predecir las futuras averías para poder darles solución anticipada. En general se basan en sistemas sofisticados que analizan variaciones en vibraciones,  análisis de los aceites, ULTRASONIDOS, TERMOGRAFIAS, ANALISIS DE MOTORES, ETC. Así, por ejemplo, la presencia de partículas metálicas nos puede hacer comprobar el estado de bombas hidráulicas y motores, o la presencia de sílice nos llevará a revisar el estado de los filtros de aire, etc.

Mantenimiento Correctivo

Consiste en dos actividades fundamentales:

  1. Las reparaciones programadas. Son aquellas que vienen originadas por la sustitución de elementos o conjuntos que el uso, a pesar de ser correcto, va desgastando. Es la casa comercial de la máquina la que marca los periodos en que deben ser realizadas.
  2. Reparación de averías.

Mantenimiento Preventivo

Se realiza con el fin de lograr:

  • Máximo disponibilidad del equipo
  • Máximas horas de funcionamiento
  • Mínimos costes de reparación
  • Máxima seguridad del equipo

Este tipo de mantenimiento debe ser realizado de forma continua siguiendo las recomendaciones dadas en el Manual de Mantenimiento del correspondiente equipo y que incluye:

  • Limpieza: Es mejor evitar la suciedad que limpiar. No obstante como esto no es siempre posible, hay que limpiar bien la suciedad. La suciedad produce desgastes excesivos y acaba penetrando en órganos importantes y produciendo averías. Durante las operaciones de limpieza es bastante frecuente descubrir defectos. Ni que decir que las operaciones de limpieza hay que hacerlas con la maquinaria parada.
  • Lubricación y engrase: Tanto el operador como el mecánico de mantenimiento deben realizar las operaciones establecidas de engrase, lubricación, comprobación de niveles, cambios de aceites y filtros, etc.
  • Apriete de tuercas y tornillos: El control del estado de apriete de tuercas y tornillos, así como la vigilancia de posibles fisuras en soldaduras deben ser una continua obsesión de maquinistas y mecánicos.
  • Control de fugas: Hay que mantener una guerra total con las fugas en los circuitos, conexiones, bombas, motores, etc.
  • Primer diagnóstico: Una función importante que debe poder desempeñar el maquinista y, desde luego el mecánico de mantenimiento es la de efectuar un primer diagnóstico ante una avería. De la rapidez y fiabilidad de esta primera información puede derivarse muchas ventajas y, entre ellas, el acortamiento del tiempo de la reparación así como su eficacia general.
  • Registrar toda la información pertinente al realizar los trabajos de mantenimiento y enviarlos al encargado del área.

¿Por qué Realizarlo?

  • Conservación del equipo y la inversión
  • Mejorar la productividad sin paras imprevistas
  • Disminuir costes de reparación no programados

¿Cuándo hay que Llevarla a Cabo?

  • En los periodos definidos en los Manuales de Mantenimiento. En ellos encontraremos las operaciones concretas a llevar a cabo en función del periodo concreto y bajo la experiencia en los equipos.
  • Revisiones generales

¿Cómo las Realizamos?

  • Haciendo usos del servicio de mantenimiento por mano especializada como TRASEGUR PERÚ

Solicita tu Cotización


Top